Mantenimiento de la piscina prefabricada de poliéster de cara a la nueva temporada

Ante el cambio de temporada es importante hacer una revisión previa de nuestra piscina prefabricada de poliéster y repetirlo con una cierta periodicidad. Aunque estos cuidados pueden parecer algo tediosos, en el momento en el que adquiramos el hábito llegaremos a la conclusión de que no son para tanto.

Para ayudarte con esta tarea, hemos preparado un pequeño listado de consejos que te lo van a poner más fácil.

Tips para mantener una piscina prefabricada de poliéster

 

  • Prepara la piscina con tiempo

 

Un error muy habitual es ponerse a preparar la piscina en el último momento, cuando hace tanto calor que no podemos trabajar con comodidad. Si te pones a hacerlo antes, en cualquier momento que tengas libre, podrás trabajar de una manera más cómoda, evitarás el calor y el estrés.

En este proceso de preparación principal empezaremos haciendo un estudio investigando si hay alguna grieta o desperfectos que pudieran hacer que el agua se filtrase.

 

  • Cuidado con los jabones

 

Otro error de manual es utilizar jabones para limpiar la piscina. El problema de estos elementos es que tienden a reaccionar con el cloro y con los diferentes elementos químicos incluidos en la piscina. Por esta razón, lo más habitual es emplear cepillos y/o ácidos en lugar del jabón.

Si las paredes tienen restos de algas, usaremos un producto antialgaspara propiciar su eliminación.

Antes de usar cualquiera de estos productos nos aseguraremos de tomar las medidas pertinentes.

 

  • No te olvides de comprobar la depuradora

 

La depuradora debe mantenerse en buenas condiciones para que sea capaz de limpiar y mantener el agua de forma correcta. En este sentido, haremos una revisión de los filtros y de las bombas y la mantendremos en el tiempo.,

Debes eliminar cualquier resto anómalo que se haya acumulado en la parte depuradora, o en los diferentes compartimentos.

 

  • Actúa contra las algas

 

La acumulación de las algas podría llegar a causar daños en la pileta con el paso del tiempo. Por esta razón, utilizaremos productos químicos como el cloro y aquellos que regulan el pH para asegurarnos de que los niveles son correctos.

Los floculantes contribuyen a la eliminación de las algas, ya que nos ayudarán a desprenderlas de las paredes. Leeremos en detalle las indicaciones del fabricante, ya que se estos productos se usan en exceso pueden provocar problemas de gran importancia.

 

  • Reducción de los niveles del cloro

 

Lo cierto es que el cloro es un elemento químico que tiene predisposición a evaporarse con facilidad… pero, si se utilizó una cantidad elevada, conseguir que se eleve puede suponer toda una odisea. Por eso, lo más recomendable es retirar el mantenimiento del cloro (uso de pastillas o envase) durante algunos días. Controla el nivel de cloro para ver si baja.

Y si tienes algunas dudas sobre el mantenimiento, o piensas que no lo podrás llevar correctamente, confía en una empresa profesional que se encargue de este trabajo.