Electrólisis salina para tu piscina

Los sistemas de desinfección de piscinas han evolucionado mucho en los últimos años. El objetivo es el mismo: mantener el estado del agua en perfectas condiciones durante el máximo tiempo posible.

La electrólisis salina para tu piscina es una de las opciones que mejor funciona. Si quieres conocerlo todo sobre este proceso, te animamos a leer este artículo:

¿Qué es la Electrólisis salina?

La electrólisis salina es un procedimiento que aporta muchos más beneficios para la salud que los tratamientos convencionales de cloro.

Se basa en la adicción de sal al agua de la piscina, de tal manera que se consiga una concentración de 300 ppm. Esta concentración es mucho menor que la que se tiene en el mar, que es de 38.00ppm.

¿Cómo funciona la Electrólisis salina?

Una vez que se agregue la sal, esta se empezará a disolver. Se moverá a través de un circuito de depuración en el que se instala el clorador salino. Este componente es el que creará una corriente de electricidad entre 2 electrodos, lo que producirá el efecto de electrólisis de agua salada deseado. 

El resultado de esta reacción química produce 2 elementos: Sodio (Na) + Cloro (Cl2) en estado gaseoso.

Y es precisamente esta composición de gases, al mezclarse con el agua, lo que genera el producto que vamos a usar para desinfectar el agua. En concreto, estaremos hablando de ácido hipocloroso.

¿Para qué sirve la Electrolisis salina?

Como ya hemos visto, el principal objetivo de la electrólisis salina es actuar como sistema de desinfección para tratar el agua de la piscina. En el siguiente apartado podemos convencernos de su efectividad en cuanto leamos las ventajas y los beneficios que nos aporta.

Las ventajas y beneficios de la electrólisis salina

  • Beneficios para la salud

A diferencia de otros métodos, como los que utilizan cloro como sistema de desinfección, el ácido hipocloroso no tiene un impacto tan negativo en los ojos ni en la piel. Son muchos los cloros los que actúan muy negativamente en estas partes del cuerpo, produciendo ese característico picor, incluso erupciones cutáneas en distintos lugares.

La electrólisis salina no produce estos efectos.

  • Sistema económico

Aquella persona o empresa que se dedica a cambiarse a la electrolisis salina se dará cuenta de que el sistema es mucho más económico que otros de desinfección de piscinas. Y es que lo único que hará falta será invertir en una sal especial para que se produzca la reacción química ya descrita.

Al mantener el agua mejor durante más tiempo, también ahorraremos en el mantenimiento de la misma.

  • Mínimo mantenimiento

No quiere decir que nos podamos olvidar por completo del agua, pero sí que es verdad que no tendremos que estar revisando continuamente los niveles de cloro de la misma.

Esto puede parecer secundario, pero si alguna vez has tenido una piscina que has tratado con cloro, sabrás todo el tiempo que ocupa esta tediosa tarea.

  • Mínimo impacto para el medioambiente

Otra de las ventajas de la electrólisis salina es que nos permite reducir el uso de productos químicos que tantos efectos negativos tienen para el medio ambiente. 

También reduce los riegos, ya que no tendremos que estar manipulando todo tipo de químicos.

  • No afecta a la ropa

Otro de los inconvenientes del cloro tradicional es que daña la ropa, sobre todo a los bañadores, haciendo que estos pierdan su característico color. Con la electrolisis salina no se decoloran los bañadores, ni afecta al pelo de ninguna manera.

Ahora ya sabes porque este proceso se considera uno de los más recomendados para mantener tu piscina.