La Electrólisis Salina como sistema de tratamiento y conservación de las aguas de piscina

piscinas-electrolisis-salinasSi eres de aquellas personas que tienen la suerte de tener una piscina (sea individual o compartida, de poliéster o prefabricada, etc.) debes saber que para disfrutar de forma cómoda y segura de ella tienes que cuidar su agua y conservarla en perfecto estado para evitar problemas de salud. La opción más en auge es el tratamiento de electrólisis salina.

La cloración salina es, efectivamente, un ejemplo de electrólisis, es decir, se trata de la descomposición de una sustancia en disolución a través del uso de corriente eléctrica. Así se consigue que la sal común, diluida en agua, se convierta en un desinfectante para tu piscina. Dicho de otro modo, de esta manera se genera cloro (sin necesidad de productos químicos) a partir de la sal común disuelta en agua.

Las principales ventajas de este sistema para tu piscina, con respecto a otros, son:

– Es un tratamiento más beneficioso para la salud de quienes utilizan la piscina, ya que es menos perjudicial para los ojos y la piel. Además, protege la ropa de baño al ser menos dañino que otros procesos.

– Es un proceso respetuoso con el medio ambiente, ya que se minimiza el uso de productos químicos para desinfectar el agua.

– Es más económico. Usar electrólisis salina permite ahorrar gastos, dato que también es importante para la economía familiar, ya que solo se necesita sal común y economiza agua. Además, permite simplificar el mantenimiento de la instalación, ya que no hay que estar revisando los niveles de cloro habitualmente.

En general, el uso de la electrólisis salina en las piscinas ha dejado de ser una novedad para ser una de las opciones más demandadas por los beneficios que tiene en los usuarios, ya que se evita el uso de productos químicos, tan nocivos para las personas y para la naturaleza.

Related posts: